domingo, 12 de abril de 2015

El fin del sufrimiento

Anclarse en el momento presente en el ahora ,es una práctica para aquietar las voces turbulentas de nuestros pensamientos.  Se puede realizar concientemente  mientras caminamos,comemos, trabajamos. Es estar atentos a la respiración, a la expiración y exhalación .A través de ella llevamos nuestra atención al cuerpo interno. Allí en la quietud,la serenidad,  nos convertimos en observadores concientes de la realidad. Salimos del sufrimiento que esta causado por dos factores principales. Los pensamientos y las emociones.  Un pensamiento negativo nos causa emociones fuertes que se sienten en nuestro interior y causan de inmediato una reacción física de molestar o dolor.  Esa emoción a su vez puede generar otros pensamientos negativos o potenciar el que ya teníamos. Un espiral sin fin de sufrimiento. Con la práctica veremos venir esos pensamientos,pero ya no le daremos nuestra atención. Tampoco a las emociones negativas. La presencia suprime el tiempo,sin tiempo la negatividad no puede subsistir.Es un estado de rendición,sin ego. Vive en un constante ahora,en el momento presente. La puerta hacia el fin del sufrimiento.
@Sv