martes, 12 de mayo de 2015

Samsara,Nirvana y la Parábola del Río

Esta parábola es atribuida a un maestro zen.Dice mas o menos así:El discípulo le pregunta a su maestro:,¿como salir del samsara y entrar en el nirvana?.Te lo diré, pero antes tráeme un poco de agua del río para beber. El río estaba cerca de donde estaban sentados.Puso el cántaro en el agua y de pronto se fijó en una mujer que estaba allí cargando agua del río.Era bellísima,pelo negro por la cintura y de delicados movimientos.Ella también lo miraba disimuladamente.El discípulo se enamoró de inmediato de ella. Tenía el cántaro bajo el agua y la mirada fija en los ojos de la mujer.Tomó coraje,se acercó a ella y le susurró al oído:te casarías conmigo?.Ella respondió;sí pero en este lugar la costumbre es que sea el padre quien elija con quien debe casarse la hija,será él quien decida.Lo llevó a su casa en busca de una respuesta. El padre era un granjero dueño de casi todas las propiedades del pueblo,campos y ganado Fue bien recibido y comenzó la charla.El padre preguntó al discípulo por su educación,este contestó:estoy graduado en filosofía, mitología,psicología, astronomía y muchas cosas más para impresionarlo.Fue aceptado con una condición, debía quedarse a vivir allí ya que el granjero no tenía hijo varón para ayudarlo.Al morir este heredaría todos sus bienes.Se casaron, tuvieron varios hijos y fueron felices.Un día su suegro murió.Pasó a ser dueño de todos los campos de cultivo y parte del pueblo.Una mañana temprano la tormenta azotó.La creciente del río inundó todas las casas del pueblo y los obligó a refugiarse en la montaña. El agua tomó más fuerza y de pronto su hijo fue llevado por la corriente,también su esposa y al intentar salvarlos perdió al resto de sus hijos.El hombre comenzó a sufrir.Lloraba lleno de dolor.Entonces apareció su maestro.Le dijo "¿en que estás pensando? ¿porqué no sacas el recipiente del agua?" Afligido este repondió: pensaba en la pérdida de mi mujer y mis hijos,en el ganado y las casas del pueblo,en los campos y las cosechas! ¿donde están?.El maestro le dice, "saca el recipiente del agua,has venido sólo hace unos minutos"" por eso vine a ver porque demorabas". En esos minutos el discípulo creó en su mente todo aquello, creó el espacio,creó su matrimonio,creó sus hijos,creó sus propiedades creó el tiempo,los años y creo su sufrimiento. Todo eso en un sólo pensamiento."Nosotros estamos aquí, el agua está aquí,el cántaro también,¿donde fuiste? "Todo fue tu propia creación mental.Ella te ata a cosas que nunca sucedieron.Tal energía le damos a nuestros pensamientos que ellos crean nuestra realidad. Todas las cosas dependen del pensamiento que lo alimenta.¿Que deberíamos hacer entonces para salir del sufrimiento, del samsara?preguntó el discípulo. Sólo detener todo pensamiento y así serás libre. Así entramos en el nirvana respondió el maestro con una sonrisa en sus labios @Sv