sábado, 26 de septiembre de 2015

So Ham

"En el presente usted es ambos: lo movible y lo inamovible. Hasta ahora usted se ha tomado a sí mismo por lo movible y ha desdeñado lo inamovible. Vuelva su mente hacia dentro: desdeñe lo movible y encontrará que usted es la Realidad Inmutable siempre presente, inexplicable, pero sólida como una roca"                        
                               Nisargadatta Maharaj

Los mantras son sílabas, palabras o frases que tienen como finalidad acallar el ruido incesante de la mente. Es como un instrumento en donde se disuelven los pensamientos, como un vehículo para llegar al silencio de la mente y descubrir nuestra verdadera naturaleza. Los pensamientos son como una nube sobre el cielo azul de la conciencia. En las tradiciones espirituales se define a la mente como el velo de la ilusión. Ese velo nos impide ser quien en realidad somos. Nos hace sentir fragmentados, divididos, separados, con miedo, insatisfechos, siempre en la búsqueda de algo que falta. Si pudiésemos descorrer ese velo veríamos que nada de eso es real. Así como cada gota compone el océano, el océano entero está en cada gota. Así somos, como gotas del gran océano cósmico. Para darnos cuenta debemos atravesar la maraña de conceptos, ideas, pensamientos ruidosos, repetitivos y narcisistas. En el Rig Veda, el texto más antiguo hindú es donde aparece por primera vez esta herramienta llamada mantra. Uno de los más conocidos es So Ham. Traducido del sánscrito es Yo Soy o el mantra del corazón. El símbolo del Advaita, la no dualidad es el cisne. En ese dialecto el cisne se llama han so. El cisne, además de ser bellísimo tiene una particularidad, sus plumas hacen que su cuerpo siempre esté seco. Está en el agua pero no se moja. La moraleja es seamos de este mundo, pero no permitamos que las cuestiones de este mundo nos salpiquen, nos mojen y hagan que olvidemos nuestra verdadera naturaleza. El Ham So del cisne es el So Ham, el mantra del corazón. Permanezcamos en el yo soy, allí donde somos a imagen y semejanza de la esencia primordial. El mantra es sólo un instrumento, permítase usted descorrer el velo de la ilusión. @SV