domingo, 12 de abril de 2015

Rumi~El Cuerpo

El cuerpo es como una carta:
mira dentro de esa carta y juzgas
si es digna de ser leída por el Rey.
Dirígete hacia una esquina de tu cuarto, 
abre la carta, y lee lo que está escrito,
y fíjate si las palabras también 
son dignas de la realeza.
Si no son las adecuadas, 
rompe la carta en pedacitos,
escribe otra carta, 
y remedia los errores.
Mas no creas que es tan fácil 
abrir la carta de nuestros cuerpos;
de otra manera cualquiera podría 
descubrir los secretos del corazón.
Cuan difícil es el abrir esa carta!
Esa tarea es solamente
para los mas fuertes, 
y no para cualquiera
quién solo pretende